23 oct. 2010

Noticias: Unos 5.000 alumnos de la capital faltan casi todos los días al colegio

  • Un programa municipal controla el absentismo escolar entre menores.
  • Las pellas continuas los acercan a las drogas y la violencia.
  • Los progenitores lo saben en ocasiones, pero se les ha ido de las manos y ya no pueden hacer nada por controlarlo ni evitarlo.
Por la mañana deberían estar en clase atendiendo las explicaciones del profesor. Pero en realidad pasan las horas muertas en los parques fumando porros, en los centros comerciales, en casa de algún amigo jugando a videojuegos o, simplemente, vagando por las calles de la ciudad. Muchos hacen pellas a espaldas de sus padres. En otros casos, los progenitores lo saben, pero se les ha ido de las manos y ya no pueden hacer nada por evitarlo.

El absentismo escolar alcanza ya a 5.000 menores de la capital (el 1,6% de todos los escolarizados), según datos de la responsable de Educación del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Ana de Sande. Sin embargo, esta cifra sólo se refiere a los casos detectados, con lo que el problema puede ser mayor. En gran parte de los mismos, las pellas continuadas derivan en futuros problemas de adicción a las drogas y el alcohol o en un incremento de la violencia.

Para atajarlo, el Ayuntamiento aprobó el jueves la prorrogación del programa de control del absentismo escolar hasta el verano de 2012. Este plan, que lleva en marcha desde 2003, trabaja con los niños para garantizar que asisten a clase y contacta con sus familias para involucrar a los padres en la educación de sus hijos. En el programa participan los colegios, educadores y los llamados agentes tutores (policías municipales que actúan también como psicólogos).

1.670 ya van a clase

Durante el pasado curso ingresaron en el plan 4.487 alumnos absentistas y 1.670 de estos chavales acabaron acudiendo con regularidad a clase, según el área municipal de Familia. Sin embargo, el PSOE considera que el programa es "insuficiente" y "ha fracasado totalmente", debido a la carencia de agentes y educadores.

Más en los barrios obreros del sur

Los distritos del sur de la capital, con mayoría de población obrera y menor poder adquisitivo, son los más complicados a la hora de atajar el absentismo escolar. La zona que más casos acumula es Puente de Vallecas, con 701 niños. Le siguen Carabanchel (431), Villaverde (342) y Usera (301). Fuera de la capital, 184 niños de Alcorcón, 128 de Alcalá, y 119 de Getafe, hacen pellas frecuentemente

Fuente: www.20minutos.es